Introducción

 

“Uno de los recursos no renovables más importantes son los recursos minerales. Los recursos minerales se dividen en las categorías de minerales metálicos y minerales no metálicos. Puerto Rico dispone ampliamente de ambos tipos de recursos. Los minerales metálicos se encuentran concentrados en ciertas zonas que se llaman cuerpos intrusivos. Los cuerpos intrusivos más valiosos de Puerto Rico son el Bartolito de San Lorenzo-Humacao, rico en hierro, y el complejo de Utuado que abarca la región de Utuado, Jayuya, Adjuntas y Lares, rico en cobre, oro, plata y níquel. Ambas se encuentran en la región del interior montañoso central. De acuerdo con los especialistas esta es nuestra zona minera más importante.

A principios de la década del 1960 se hicieron públicos los primeros estudios que divulgaron la riqueza minera en el subsuelo de la Cordillera Central. Las exploraciones realizadas por las multinacionales Kennecott Cooper y American Metal Climax proyectaban en billones de dólares la explotación del cobre, particularmente. El gobierno y las compañías mencionadas planeaban explotar los yacimientos que ocasionarían un irreparable daño ambiental, aunque prometían numerosos empleos y cuantiosos ingresos al erario. Sectores comunitarios, ambientalistas y políticos se opusieron tenazmente a la explotación. La campaña “cero minas” se intensificó entre 1975 y 1978 y finalmente se desistió de explotar las minas. El Bosque del Pueblo simboliza el esfuerzo realizado por conservar el ambiente en la zona minera.”

Algunos/as de los/as protagonistas de esa lucha en contra de la explotación de las minas de cobre en Utuado y Adjuntas fueron entrevistados/as por mis estudiantes del curso de historia de Puerto Rico (L20). Sus memorias y vivencias, desconocidas por muchos/as, le dan vida a este acontecimiento histórico. Sin duda alguna, mis estudiantes han valorado la valentía con la que ustedes defendieron nuestro ambiente por encima de los intereses económicos. Este trabajo está dedicado a ustedes.

Mil gracias.

 

Sandra A. Enríquez Seiders, profesora

Tabla de Contenido